miércoles, 19 de septiembre de 2007

silencio tras conocer la mirada raida por la verguenza y el agravio

Esta mañana me levanté con un cierto olor dulzón y acre -quizá a azufre- en la nariz. No me dió tiempo alguno a plantearme el por qué de ese olor ni de su procedencia, porque en seguida supe (porque lo vi) que satán estaba sentado a los pies de mi cama.
En ese momento noté cierto nerviosismo en su mirada, cierta intranquilidad, o mejor dicho incomodidad, y pensé que la razón más posible fuera cierta vergüenza por estar ahí, a su edad, dando este tipo de sustos a ciudadanos limpios en cuerpo y alma como es vuestro amigo y narrador El Pecador.
Este inicio de la mañana me jodió un poco. Debo reconocer que de un tiempo a esta parte las inauguraciones de las mañanas no están siendo mi fuerte, quizá por la cólera que se agolpa bajo mi cráneo, quizá por cierto sabor amargo que me impulsa a quedarme en la cama, quizá por la falta de nicotina tras más de cuatro meses sin un cigarro ...
Quizá fuese aquello o lo otro, o incluso una mezcla de todo ello lo que me impulsó a soltar un "Joder, satán, me tienes hasta los huesos..." El diablo se revolvió al borde de la cama, en una actitud de nerviosismo muy elevado (casi ilustrado) y buscando palabras y ensartándolas en frases conexas en sentido y forma pidió perdón por el agravio de entrar así en la casa, y más aún por penetrar en mi habitación y llegar hasta mi cama. Después, muy poco después, explicó que había llegado hasta allí, otra vez (no sé si dijo algo así como one more time), porque traía un recado de importancia: "La lucha comienza en el mismo momento que sabemos que el enemigo existe. Ve a la ducha ya". tras soltar la frase, como quien deja caer una bomba atómica con la seguridad de que sin duda será aniquiladora, se puso unos patines de ruedas en línea y se fue silbando.
Lo que vino después fue una mañana templada, en el silencio del pensamiento, acompasado -a modo de banda sonora de aquel momento- ese magnífico disco de Wilco ... Sky Blue Sky. Más tarde alguien creyó oir que estaban regando las calles.

15 comentarios:

Svor dijo...

Pecador... como has de tener el cuerpo y alma limpia con ese nombre? es eso posible? es eso sano?
Felicidades por haber dejado la nicotina!!!!
Es tan cierta la frase que te ha regado satan... tan cierta!

Princess Valium dijo...

Pues vaya susto de buena mañana, aunque creo que lo más impactante debe de haber sido ver como se calzaba los patines y salía silvando.
Lleva minifalda?
Un beso

Marta L. dijo...

Vaya, Pecador, qué compañeros de cama más pintorescos tienes! Y qué gran, gran gran disco ese que sonaba a lo largo de tu mañana satánica.

Virginia dijo...

Pues te digo que satán se me aparece muchas mañanas en forma de depresión... la cama propia es lo más parecido al paraíso, donde no entran ninguno de nuestros enemigos y las únicas guerras están en nuestros sueños cuando deformamos la realidad vivida!

Saludos Señor martín! y que tu canto siga llenándonos de buenas canciones y palabras olorosas!

palabras de chocolate dijo...

Silencio....

besos de chocolate

Ps.Eres el poeta de los sentidos

Antígona dijo...

Que yo sepa la falta de nicotina todavía no se ha comprobado que produzca alucinaciones, así que si ése Satán era real, bueno, al menos no dijo ninguna insensatez. Aunque yo en tu caso volvería al vicio tabaquero para comprobarlo.

Aunque ahora que lo pienso mejor, podría tratarse de tu inconsciente que, un pelín exaltado y creativo, anda avisándote de que tienes más enemigos de los que crees. Vaya, no es por ponerme agorera, pero la frase no te pudo caer porque sí, ¿no? O Satán ha dejado ya de ser lo que era, claro. Y el inconsciente también.

¡Un beso!

raul rodriguez dijo...

Pleased to meet you !!

Claudia dijo...

Oh Pecador, la guisadora de palabras le comunica que Wilco estará proximamente por aquí. Espero verle sin olor a azufre, que si no la comida se me pudre y no tendré platillos para servir.

elgritodeltiempo dijo...

"Ten mucho cuidado al despertar porque el gélido aliento de la mañana puede dejarte sin sentido"


Me encantan tus relatos, son tan pintorescos e imaginativos...


{Gracias por preocuparte por mi alma!;)}

Screaming Butterfly dijo...

Me gusta eso que pone en tus datos personales de que no has venido aquí parajuzgar a nadie, ni vivo ni muerto...

wari dijo...

que encuentro mas emocionante
cruzarse con don diablo por las mañanas es algo para detenerlo en el tiempo...
slaudos

El Aparcacuentos dijo...

A mi satán solo me visita en los garitos de perdición con 5 o mas pelotazos. Y satán siempre aparece con forma de mujer indiferente...

Vargtimen dijo...

¿Satán a los pies de tu cama?
Joder, es que cuando bebemos nos acostamos con cualquiera, oye.

Princess Valium dijo...

Mi querido Pecador, dónde te metes, no te escondas más que te echo de menos.
Besitos

elgritodeltiempo dijo...

vuelve!!!
te echamos de menos...